El hijo de un diplomático alemán sospechoso de caso de coronavirus en Río Grande

Presenta todos los síntomas y llegó desde una zona endémica en calidad de turista. Su padre se presentó en la guardia del HRRG para pedir asistencia y una ambulancia se llegó hasta la posada donde se alojaban. El gobernador decretó la emergencia sanitaria y el cierre de fronteras a extranjeros procedentes de zonas donde la pandemia está difundida.

El joven de nacionalidad alemana llegó desde Europa, vía Ushuaia y luego por vía terrestre a Río Grande, donde estaba alojado en una posada de calle El Cano de la ciudad de Río Grande.

Está acompañado de su padre quien es un funcionario diplomático de su país en la república de Paraguay, siendo la estadía de ambos en Río Grande en calidad de turistas.

El padre del joven al observar el cuadro de salud de su hijo, se fue caminando a la guardia del hospital Regional Río Grande, donde anotició al personal de salud sobre la situación, activándose el protocolo de emergencia por lo que llegó una ambulancia hasta la posada, donde nadie sabía de esta situación.

El joven fue inmediatamente hospitalizado y aislado, así como su padre quien no presenta de momento síntomas.

Ahora se aguarda el análisis para determinar si es influenza, en el caso que de negativo, se envían las muestras al Malbrán, de las cuales posiblemente haya un resultado entre domingo y lunes.

Las probabilidades de confirmación del caso son altas en razón de los síntomas presentados por el paciente, así como su procedencia de una zona endémica, confió una fuente sanitaria.

En emergencia

El gobernador Gustavo Melella, decretó la Emergencia Sanitaria por el término de un año en todo el ámbito de la provincia como medida para avanzar y profundizar los controles en el marco de la pandemia declarada.

En su texto el decreto 465 suspende por 30 días “el desembarco de pasajeros en cuya embarcación naveguen pasajeros provenientes de países de riesgo declarados por el Ministerio de Salud de la Nación, a excepción de pasajeros de aquellas embarcaciones que hubiesen permanecido embarcados por un plazo mayor a los 14 días”.


También se suspende por el mismo lapso el ingreso de turistas por vía terrestre, por la frontera, cuando provengan de países de riesgo declarados por el Ministerio de Salud de la Nación, considerando el paso por Chile como “en tránsito”, a excepción de aquellos que reingrese al país proveniente del continente y hayan permanecido en forma previa por un lapso mayor de 14 días.