Sábado, 02 Febrero 2019 01:20 >

Los seis imputados fueron procesados y seguirán detenidos por el crimen de Lucena Destacado

Valora este artículo
(1 Voto)

 

El fallo del juez Daniel Cesari Hernández es concluyente respecto de Facundo Mancilla y Javier Acosta, los autores del brutal crimen del jubilado municipal. Luego deja algunas dudas respecto al encubrimiento agravado por parte de las restantes cuatro personas, de una “colaboración en la eliminación u ocultamiento de pruebas”.

El juez actuante en la causa por el homicidio del jubilado municipal, Juan Carlos Lucena de 68 años, procesó con prisión preventiva a Facundo Oscar Mancilla de 21 años y Eduardo Javier Acosta de 24 por el delito de “homicidio doblemente agravado por ensamiento y criminis causae”, o sea el asesinato para el ocultamiento de otro delito como fue el asalto a la víctima.

 

En ello enumera las cuantiosas pruebas testimoniales, fílmicas con dos cámaras de seguridad que tomaron parcialmente la criminal escena, y luego el resultado de los allanamientos a los imputados con ropas ensangrentadas y las pertenencias de la víctima.

 

Cesari en ello dispuso trabar un embargo preventivo por 50.160 pesos a cada uno de estos dos sujetos.

 

Ambos sujetos el 20 de enero cerca de las 18.30 son observados atacando a Lucena en el pasillo de Aeroposta 543, cuando caminaba tranquilamente al kiosco desde su casa a pocos metros. El juez considera en base a la prueba que Acosta pasó a su lado, para luego sorprenderlo tomándolo por detrás, y finalmente Mancilla arremetió contra él asestándole ocho puñaladas para robarle las pocas pertenencias que llevaba.

 

Una de esas puñaladas fue mortal afectándole el pulmón derecho.

 

Cuatro procesados por encubrimiento con ADN aún por definir

Asimismo el juez dispuso el procesamiento de Franco Daniel Mancilla de 23 años, Rodrigo Sebastián Machao de 24, Alberto Omar Torres de 45 y Leandro Emmanuel Acuña de 23; todos por el delito de “encubrimiento agravado” en base a la gravedad del delito investigado, trabando embargos sobre los mismos por 10.160 pesos.

 

Estos detenidos tienen lugar en dos espacios temporales distintos; Torres y Acuña son padrastro e hijastro que estaban en un departamento situado a 50 metro de la escena del crimen, en Aeroposta 515, aunque no en línea directa sino en intrincados pasillos.

 

De los muchos testigos en la zona ninguno refiere que los homicidas ingresaran a ese departamento, al que llegaron por la alusión de un vecino  a una pelea que había tenido con Acuña días antes, en un hecho totalmente ajeno al de Lucena.

 

Llegada la Policía al lugar es cuando el imputado Torres sale a sacar la basura con paños ensangrentados en su interior, allanándose el departamento y siendo detenido junto a su hijastro.

 

El juez considera que esos paños ensangrentados en la basura, toallas manchadas, y los rastros de la misma en el baño del departamento son producto de la “higiene” de los homicidas en el lugar, quedando a expensas de un resultado de ADN que defina de que persona proviene.

 

Y es que precisamente tanto Torres en su declaración, previo haber estado incomunicado de su familia, como su esposa, Claudia Dufour que ofició como testigo; coincidieron en que la sangre es producto de menorragias que sufre la mujer.

 

Los estudios médicos presentados por la misma no alcanzaron para torcer el criterio del juez, quien si consideró como elementos de mayor contundencia algunas contradicciones entre Torres y Acuña respecto de si conocían, o no, a Lucena.

 

El ADN tendrá la palabra definitiva, con un fallo que resultó inesperado para la defensa.

 

Finalmente en el caso de los imputados Machao y Franco Mancilla, hermano de uno de los principales imputados; su situación de “encubridores” se basa en que estaban en el mismo departamento del que salió el principal imputado para descartar una mochila en un contenedor de Luisa Rosso al 500.

 

La acción de descarte de prueba importante en esa mochila, como el cuchillo o pertenencias de Lucena, la hizo el mismo Facundo Mancilla imputado directamente en el crimen, pero el juez consideró encubridores también a su hermano Franco como al imputado Rodrigo Sebastián Machao, quienes estaban en el departamento que acto seguido fue allanado.

 

Allí había otras pertenencias de Lucena, desparramadas por todo el inmueble, por lo que el juez los considera encubridores. En el caso de Franco Mancilla el juez repara que además había elementos del otro imputado del homicidio, Acosta, por lo que entiende que es a este a quien encubría, ya que el delito de encubrimiento no puede aplicarse entre familiares directos, o sea con su hermano.

 

En todo el fallo el juez no explica de que modo estas dos personas ocultaron o borraron prueba.

 

Finalmente en todos los casos el juez Cesari Hernández consideró la existencia del riesgo procesal y por ende dejó a todos detenidos con prisión preventiva.

 

Visto 1707 veces
Using these lending alternatives to borrow money now borrow money now for poor credit. Borrow money fast borrow money fast with no impact credit.Alternative loan store for borrow money now borrow money now is approved also. Guaranteed cash loans guaranteed cash loans today no cretit history need.I initially asked for online payday loans best payday loans near me. Need specific financial product like quick personal loans quick personal loans near me no credit check.Any simple steps and 2 minutes online to find best alternatives for cash loans now cash loans now direct lenders.