Imprimir esta página
Lunes, 23 Marzo 2015 13:55 >

Peritos determinaron que un cortocircuito originó el fuego y que la pequeña intentó ocultarse en un ropero

Valora este artículo
(1 Voto)

El trágico incendio que le costó la vida a la pequeña Bianca Celeste Gago de 4 años se debió a una causa accidental, como fue una sobrecarga térmica en una llave de luz de la habitación donde fue hallada sin vida. La pequeña se habría asustado a causa de esa explosión y buscó resguardo en un ropero de esa misma habitación, ya que fue hallada en los restos calcinados de ese mobiliario. El abuelo de la pequeña permanece internado en grave estado a causa de las quemaduras sufridas.

Los peritos de la División Bomberos de la Policía y de la Policía Científica concluyeron que la causa del trágico siniestro fue “accidental” por un sobrecalentamiento de la red eléctrica en la habitación en la que la pequeña Bianca fue hallada sin vida.

La pericia determinó que se produjo una sobrecarga eléctrica en una llave de luz, situada a pocos metros de donde la pequeña pasó sus últimos instantes de vida. Asimismo los peritos trabajaron además sobre el cuerpo, el cual fue hallado en el interior de los restos calcinados de un ropero, donde se estima que la pequeña habría buscado refugiarse ante el susto que pudo generarle la explosión eléctrica.

Abuelo grave
Mientras tanto en el Hospital Regional quedó internado el abuelo de la pequeña, Hugo Maciel, quien estaba al cuidado de la misma y de su hermanito de 6 años, a quien logró rescatar y que solo sufrió un principio de intoxicación leve.

Maciel permanece internado en terapia intensiva de adultos con diagnóstico de trauma térmico, en coma farmacológico, conectado a asistencia respiratoria mecánica y pronóstico reservado.

El abuelo tuvo severas quemaduras en todo el cuerpo y vías aéreas, además de una fuerte intoxicación con monóxido de carbono a raíz de sus intentos desesperados por rescatar a su nieta.

Visto 618 veces