Imprimir esta página
Jueves, 16 Octubre 2014 21:00 >

Hallaron una carta en la que el suicida adujo su decisión a la imposibilidad de ver a sus hijos

Valora este artículo
(0 votos)

La Policía Provincial logró esclarecer todas las instancias de la muerte de Luis Ricardo Millade, el hombre de 43 años que apareció muerto dentro de su vehículo en la ruta complementaria en inmediaciones de la estancia María Behety. Los peritos determinaron que se mató de una forma poco común, disparándose a la frente, y que por una carta hallada en su billetera, esto habría respondido a la imposibilidad que le planteaba desde hace tiempo su ex pareja, de ver a sus hijos. La familia del occiso finalmente fue localizada en Río Mayo, provincia del Chubut.


Personal policial de la comisaría Quinta trabajó arduamente en el caso logrando determinar que la decisión de Luis Ricardo Millade de 43 años, de quitarse la vida de un disparo de arma de fuego, obedeció a un inconveniente de índole familiar.

 

La requisa policial logró dar finalmente con una segunda carta del suicida, el primer mensaje fue un cartón que dejó escrito sobre el torpedo de su camioneta, en la cual señalaba que la imposibilidad de ver a sus hijos era una situación que no lograba tolerar.

 

Millade se encontraba separado de su mujer, la cual aparentemente le impedía el contacto con sus hijos, lo que adujo como causa para tamaña determinación. Cabe recordar que Millade era empleado de la estancia María Behety y que había llegado a la provincia a trabajar desde hace un mes aproximadamente, desde la provincia de Santa Cruz.

 

En ese sentido asimismo la Policía finalmente ayer también pudo dar con el paradero de la familia de la víctima, siendo localizada su ex mujer en la ciudad de Río Mayo en la provincia de Chubut, por lo que se espera en los próximos días el arribo de un familiar a fin de hacer entrega del cuerpo.

 

Un detalle poco común que marcaron los peritos fue que el occiso tomó la determinación de acabar con su vida, disparándose en la frente con el revólver calibre 38 que fue incautado dentro del mismo vehículo.

 

Si bien la maniobra resulta poco cómoda del punto de vista físico, ese detalle no genera dudas de que efectivamente se trató de un suicidio en este caso. 

 

Visto 570 veces