Imprimir esta página
Lunes, 15 Junio 2015 09:43 >

PTA. ARENAS: Hombre que pedía limosna afuera de la Catedral murió por enfriamiento bajo un árbol en Avenida Colón

Valora este artículo
(1 Voto)

Las bajas temperaturas registradas en la capital regional habrían sido el factor detonante de la muerte de un hombre en situación de calle que en la mañana de ayer apareció muerto bajo un árbol de Avenida Colón y Armando Sanhueza. Era acompañado de un perro con el que solía deambular por el área céntrica (La Prensa Austral).

 

Su figura se había hecho conocida debido a que diariamente acostumbraba a pedir limosna, sentado afuera de la iglesia Catedral, donde lastimosamente exhibía sus pies gangrenados a causa de la diabetes.

 

La nueva víctima -la segunda en menos de dos y medio meses- que deja de existir por hipotermia, fue identificada como Heriberto Soto Pinuer, de 52 años, nacido en la ciudad de Entre Lagos, provincia de Osorno.

 

Soto Pinuer tenía domicilio en la Hospedería del Hogar de Cristo de Avenida España.

 

El hallazgo de su cuerpo fue realizado por personal de Carabineros pasadas las 7 horas de este domingo. Un cuadro de hipotermia habría desatado la muerte. En todo caso, la última palabra la tendrá el Servicio Médico Legal, hasta donde fueron enviados los restos para la autopsia de rigor, en cumplimiento de lo ordenado por la Fiscalía de Punta Arenas.

 

Consternación

 

Sus amigos en situación de calle lamentaron la muerte de Soto Pinuer, a quien conocían como “El mago”. Pero, el por qué de este seudónimo. Así lo habían bautizado por la facilidad con que solía hurtar mercaderías desde el comercio, lo que le valió ser enviado a prisión y condenado en numerosas ocasiones. A nivel policial y judicial era conocido también como el “Rey del hurto” por las innumerables causas que tenía en su contra.

 

Su amigo Manuel, con quien compartió el mismo módulo en la cárcel, admitió que lo vio por última vez a las 14 horas del sábado, durmiendo debajo del mismo árbol donde fue encontrado sin vida en la madrugada de este domingo. “Incluso, le convidamos vino”, relató.

 

Se espera que durante esta mañana sus restos sean trasladados hasta la Hospedería del Hogar de Cristo, en Avenida España, donde tendrá lugar se velatorio.

 

El pasado 1 de abril, fue hallado muerto en la vía pública a causa también de un enfriamiento, Enrique Antonio Díaz, un poblador que vivía en la población El Pingüino. El hallazgo se realizó en la esquina de calle Las Américas y Bahía Decepción.

Visto 673 veces