Imprimir esta página
Lunes, 15 Enero 2018 23:17 >

El juez aseguró que “no hay elementos para sospechar” en el suicidio del estanciero

Valora este artículo
(1 Voto)

El Dr. Daniel Cesari Hernández se refirió al hecho del fin de semana en que un estanciero acabó con su vida de un disparo a la cabeza con su fusil. Señaló que ya se realizaron todas las medidas periciales y toma de muestras por lo que se entregó el cuerpo a la familia, la cual declaró este lunes. Atravesaba una situación de depresión.

Respecto del hecho del fin de semana que le costó la vida a Francisco Ricardo Hermoso de 61 años, el juez destacó que “la investigación está en su etapa preliminar de una toma de decisión, se realizó la autopsia, se tomó declaración a los familiares, estuvimos en el lugar del hecho es muy importante el conocimiento que puede tomar el juez directo de la escena por que era un paraje muy retirado próximo al límite con Chile en el sector de Radman”.

 

“Pudimos confirmar su identidad con huellas dactilares, dado el estado del cuerpo que no permitía una identificación visual por las lesiones en el cráneo. Eso llevó su tiempo, pero se pudo hacer y el cuerpo ya pudo ser retirado por la familia”, dijo, señalando que para ello se concluyeron todas las pericias, “se preservó material biológico para eventuales peritaciones y ahora se realizarán peritaciones telefónicas para conocer sus últimos contactos”, dijo sobre los pasos a seguir.

 

Averiguación de causa de muerte

Ese es el rótulo de la causa, expresando el juez, “dudas siempre, son las que motivan una investigación, en ese marco investigativo estamos más próximo a que todo indicaría que esto es un suicidio, por el momento no hay elementos para sospechar que no lo fuera”.

 

Incluso fue consultado respecto de un operativo preventivo que se realizó en la ruta complementaria que lleva a la zona esa tarde, “se hizo un cerco perimetral preventivo en toda la zona, y se puso presencia en la única salida de la zona por esta ruta, identificando la salida e ingreso de personas”, detalló.

 

Respecto de la prueba del “guante de parafina” para detectar restos de deflagración de un arma en las manos, “ no solamente se le hizo en las manos de la víctima, sino de los testigos de particulares que lo encontraron, declararon y se tomaron muestras preventivas sobre ellos. De todos modos cuando se dispara un fusil de estos es muy poca la deflagración, por lo que la ausencia de restos en las manos de la víctima no descarta que haya sido un suicidio, dado que tiene un sistema cerrado y los gases solo se propagan hacia adelante y no hacia el sector de las manos”, dijo Cesari respecto del fusil Mauser secuestrado en el rodado del estanciero.

 

Finalmente despejando algunas dudas respecto del hecho los familiares confirmaron que el hombre pasaba por una etapa depresiva y que ese mismo sábado al mediodía se ausentó del casco de la estancia.

 

 

Al respecto el magistrado confirmó respecto de las diversas conjeturas que se plantearon, “la pericia mecánica, respecto de las distancias, el largo del brazo, la posición del cuerpo, nos llevan muy cerca de la hipótesis del suicidio que sin embargo hoy por respeto y prudencia profesional no puedo confirmar”.

Visto 1101 veces