Imprimir esta página
Viernes, 24 Noviembre 2017 09:39 >

CDRO. RIVADAVIA: Tras el impacto por la explosión, sigue la búsqueda del ARA San Juan

Valora este artículo
(0 votos)

En el octavo día de la desaparición del submarino ARA San Juan, la Armada Argentina confirmó, luego de que fue ratificado por dos estaciones del Sistema Internacional de Monitoreo, que la nave sufrió una explosión tres horas después de que perdiera contacto con tierra. La noticia conmocionó a los familiares que exigieron respuestas a la fuerza. Mientras tanto, en Comodoro Rivadavia continúan los preparativos para que el buque Sophie Siem se sume a los rastrillajes con un minisubmarino.(El Patagonico)

 

“El jefe de mi hijo me confirmó que están todos muertos. La explosión fue entre los 200 y los 1.000 metros de profundidad, hace una semana, ocho días. Es mágico, no hay mucha vuelta para darle… explotó, explotó a 200 metros de profundidad, no hay ser humano que sobreviva a eso”, dijo ayer entre lágrimas Luis, padre de Damián Tagliape, uno de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan.

Ayer al cumplirse el octavo día de la desaparición de la nave los familiares se enteraron de la peor noticia: el miércoles 15 en el submarino hubo una “anomalía hidroacústica”, un “evento anómalo, corto, violento y no nuclear compatible con una explosión”, explicó el vocero de la Armada, Enrique Balbi, en la primera conferencia de prensa de la mañana.

La noticia conmovió al país. La explosión se produjo ese día tres horas después de que el ARA San Juan emitiera su última señal, según corroboraron dos estaciones del Sistema Internacional de Monitoreo CTBTO (Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, por sus siglas en inglés): una en Isla Ascensión, un archipiélago ubicado en el océano Atlántico, entre América y África, y otra en Crozet, al sureste de Madagascar.Ambas estaciones señalaron que la explosión se produjo a las 13:51, en un lugar próximo a la última posición que registró la nave.

ENOJO E IMPOTENCIA

Desde la fuerza señalaron ayer que es prematuro confirmar o realizar especulaciones en torno a lo sucedido con la tripulación. Sin embargo, los familiares al retirarse de la Base Naval de Mar del Plata manifestaron toda su bronca, tristeza e impotencia contra las autoridades de la Armada. “Son unos desgraciados y perversos”, dijo Itatí Leguizamón, esposa de Germán Suarez, uno de los tripulantes.

La mujer confirmó que al recibir la noticia los familiares ocasionaron destrozos y no quisieron que se continúe leyendo el comunicado. Aunque previamente sospechaban que pasaba algo malo, por la demora en la lectura del parte.

La indignación de los familiares se debe a que entienden que se ocultó información respecto a lo que sucedió en aquella tarde del miércoles, y que la Armada estaba al tanto de la explosión pero no quiso informarlo. Precisamente sobre este punto fue consultado Balbi en la segunda conferencia de prensa del día.

El vocero aseguró que la Armada cumplió con los pasos que marca el protocolo de búsqueda tras la pérdida de contacto con el submarino, y señaló que toda la información del procedimiento “está “documentada y disponible con toda transparencia”.

Además, al ser consultado por qué le diría a los familiares de los tripulantes, señaló: “es un momento crítico. Los entendemos, los acompañamos en la preocupación, en la incertidumbre, pero la Armada está haciendo lo humanamente posible para contenerlos”, “estamos haciendo un esfuerzo nacional e internacional de mucha magnitud. Obviamente es una situación crítica, pero estamos trabajando para tratar de localizar al submarino”.

CONTINUA EL OPERATIVO

Mientras tanto, continúa el trabajo para poder encontrar al submarino. Ayer se cumplió el plan de vuelo como estaba previsto, informó la Armada, y tres aeronaves -una de Brasil, otra de Estados Unidos y una Argentina- sobrevolaron la zona donde se cree que podría estar el ARA San Juan.

En simultáneo 6 embarcaciones barrieron el sector, y tres destructores y una corbeta se desplegaron en una zona de búsqueda cercana. En el Puerto de Comodoro Rivadavia, el equipo de rescate subacuático de la Marina de Estados Unidos y los efectivos de la Armada Argentina continuaron los preparativos para que el buque Sophie Siem, de la empresa Total, pueda sumarse a la búsqueda. Fuentes oficiales de la estación portuaria, confirmaron que el barco zarparía el domingo.

Según se supo, los trabajos en el “Sophie Siem” ya permitieron cortar la sección de la popa en la que se instalará la grúa para que pueda operar el mini submarino que el equipo de rescate subacuático de la marina de los Estados Unidos trajo al país.Su partida es fundamental para los rastrillajes, en virtud que lleva consigo un mini submarino de entre 7 y 8 metros de largo que puede posarse sobre la pista del ARA San Juan, y que tiene capacidad para 16 personas.

A esta embarcación se sumará el aviso “Puerto Argentino” que llevará en cubierta una sonda que fue traída por los marinos estadounidenses para colaborar en la búsqueda con relevamientos fidedignos del fondo marítimo. De esa forma se continúa trabajando “en equipo y en forma sincrónica”, “sin pausa y con la más alta colaboración recíproca”, ya que “hay que detectar, localizar el lugar de esa área y ver en qué lugar está” el submarino, dijo la Armada.

 

Es que por el momento la fuerza no descarta nada. Sin embargo, los familiares tienen la sensación de que la suerte de los 44 tripulantes se quedó en las aguas del Golfo San Jorge, donde hace nueve días se perdió contacto la nave.

Visto 353 veces