Imprimir esta página
Miércoles, 01 Noviembre 2017 11:45 >

PTA. ARENAS: Degollado de Leñadura, madre duda de la tesis del suicidio

Valora este artículo
(0 votos)

Avistado por un taxista que transitaba pasadas las 6 horas de ayer por la Ruta 9 Sur, a la altura del kilómetro 9,5, en el sector de Leñadura, fue hallado el cadáver de un hombre de 43 años al lado costero del camino principal, el cual permanecía sentado afuera de un vehículo marca Hyundai, modelo Euro Accent, de color azul, posicionado junto a una puerta trasera de éste. (La Prensa Austral)

 

 


Tras el descubrimiento del cuerpo, carabineros del Retén Agua Fresca se constituyeron en el lugar, informando de lo ocurrido al fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, quien instruyó a la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) llevar a cabo las tareas propias para poder esclarecer el hecho.
El occiso, identificado como Luis Hernán Muñoz Guenumán, de 43 años, padre de dos hijas, de 7 y 9 años, fue hallado con diferentes cortes en sus brazos y una profunda herida cortante en su cuello, desangrándose en el sitio del suceso.
“Durante todo el transcurso de la mañana la Brigada de Homicidios y el Laboratorio de Criminalística de la PDI se han abocado al análisis del sitio como también del cuerpo encontrado en el lugar, pudiéndose preliminarmente corroborar la identidad de la persona fallecida”, explicó el representante del Ministerio Público.
Por otra parte, el jefe de la Brigada de Homicidios, comisario José Luis Lillo, indicó inicialmente que “hay varias huellas de tipo biológico que están en el vehículo y también en el cuerpo producto de las lesiones. Hay un escurrimiento sanguíneo en el que estamos trabajando y para eso tenemos que definirlo científicamente a través de los peritajes de ADN que tenemos que realizar”.
No obstante, transcurridas algunas horas, el mismo comisario explicó que en base a la labor técnica que consta en la revisión e inspección del cuerpo, las lesiones, los fenómenos cadavéricos y otros elementos que se encontraron en el sitio del suceso, como un cortacartón, se presume que en este hecho no existiría intervención de terceras personas.
“Inicialmente se dijo que había una persona fallecida que supuestamente habría sido agredida por terceros. A la primera vista de las condiciones en que encontramos a esta persona fallecida, eso impresiona. Pero la PDI, dentro de su trabajo investigativo que involucra la confirmación o el descarte de estos hechos, ha logrado establecer de que no hay participación de terceras personas en el fallecimiento de don Luis Muñoz. Esta persona se autoinfirió heridas cortantes lo que en definitiva generaron una anemia y posteriormente la muerte, por lo tanto es un acto suicida”, aseveró.
Asimismo, indicó que la data de fallecimiento fue de entre ocho a diez horas desde el hallazgo del cuerpo, y que tras haber conversado con algunos familiares, el hombre, que había desaparecido a eso de las 9 horas del pasado lunes, habría tenido algunos problemas de depresión de hace algún tiempo a la fecha.
Madre desestima
tesis del suicidio
En la sede vecinal de la población Jorge Cvitanic se inició ayer el velorio de Juan Muñoz Guenumán, donde amigos y familiares lo acompañaron en el responso, entregándole el último adiós al hombre de 43 años, que el 21 de noviembre cumplía 44.
Con el dolor propio que amerita la situación e intentando contener las lágrimas, la madre del fallecido, María Cristina Guenumán Messier, recuerda a su hijo como un hombre tranquilo y trabajador, que no tenía enemistades y que llevaba a cabo sus labores en la feria de la villa Alfredo Lorca, en el sector poniente de Punta Arenas.
“Hace dos semanas lo encontramos un poquito raro, porque tenía dolores de cabeza, pero más que eso no porque era una persona muy trabajadora, él vendía en la feria y era conocido por todo el mundo”, señaló la mujer.
Asimismo, desestimó rotundamente la tesis de que su hijo se haya quitado la vida, causándole extrañeza que se haya llegado a esa conclusión, indicando que él siempre contestaba el celular y que a la hora que desapareció, Luis salía a vender papas y huevos a algunas personas.
“El nunca se quedaba sin su celular, siempre lo contestaba, porque nosotros somos una familia súper unida y siempre nos estamos contactando y yo le preguntaba a qué hora iba a llegar o con quién andaba, pero ahora tenía apagado el teléfono y eso es raro. Yo no creo eso que dicen de que se haya suicidado, porque él salió el lunes a las 9 de la mañana y ese día era sagrado para él salir a vender papas y huevos, pero él le vendía a los puros abuelitos que no podían salir de sus casas, por el Cerro de la Cruz o en la calle. Pero lo más extraño es que no había nada en el auto. Yo como a las 11 de la mañana llevé a mi marido al policlínico (consultorio de salud) y cuando llegué a la casa lo empezamos a llamar para ver si iba a almorzar con nosotros, siempre lo llamaba a esa hora y me contestaba, pero ahora no lo hizo y tenía su teléfono apagado”, puntualizó.
El certificado de defunción estableció como causa inmediata de la muerte “heridas penetrantes cervicales”, desestimando por ahora el médico legista hacer una calificación del tipo de herida, sin atribuir el hecho a un “homicidio” o a un “suicidio”.

Visto 1086 veces