Imprimir esta página
Viernes, 29 Septiembre 2017 09:03 >

NEUQUEN: A lo guapa, una almacenera atrapó a un delincuente

Valora este artículo
(0 votos)

Vio que entraron en el depósito y sin pensarlo fue a defender su negocio. Se quejó de la Policía. (lmneuquen)

 

La reacción de Soledad fue instantánea. Sin detenerse a pensar por un segundo que los ladrones podrían estar armados, dejó de atender en el comercio, corrió al depósito y logró atrapar a un delincuente con las manos en la masa. “Enganché a uno, el otro escapó con un cajón de cerveza”, describió la valiente almacenera del barrio Don Bosco III.

Las cámaras de seguridad del comercio, ubicado en Gatica y O’Higgins, marcaban las 22:57 del miércoles cuando Soledad observó que dos jóvenes habían entrado al depósito que tiene al lado de la despensa. “Estábamos por cerrar, atendiendo a las últimas personas que habían entrado. En eso, mi cuñada venía del depósito con mercadería y aprovecharon para mandarse porque quedó sin llave”, comenzó su relato la almacenera.

Mientras le cortaba fiambre a unos clientes, vio la secuencia por las cámaras. “El primero que ingresó se llevó un cajón de cerveza en cinco segundos, el otro entró con una mochila y la empezó a cargar. A ese lo veo por las cámaras, corrí y lo agarré en el depósito”, expresó Soledad. Un tercero había quedado de campana y al ver a la comerciante salió corriendo.

“Lo tenemos identificado, le sacamos el documento. Me pedía por favor que lo dejara ir, que él trabaja, pero le dimos para que no le queden ganas de volver a robar”, sentenció Soledad sobre el ladrón, quien a través de su DNI supo que vive en el barrio.

Ante los gritos de la almacenera, sus vecinos salieron a ayudarla. Retuvieron al ladrón hasta que llegó la Policía, que, tal como sostuvo, “sólo lo esposó y lo llevó a la comisaría, no hizo nada más”.

Cuestionó con firmeza el accionar de los efectivos policiales que para ella estuvieron flojos de reflejos. “Les pedís un móvil con suma urgencia y te empiezan a preguntar tus datos personales en vez de acudir”, sostuvo indignada Soledad.

 

“Llegaron, sí. Después salí a buscar otro móvil porque se me escapaba el tercero por la placita de Houssay, les dije. Cuando vuelve el móvil al comercio les pregunto si lo habían agarrado y me dicen que no. Entonces agarré la camioneta y salí a buscarlo yo”, relató sobre el tercero que había quedado de campana.

Visto 360 veces