Imprimir esta página
Miércoles, 20 Mayo 2015 21:11 >

El fiscal pidió 6 años y medio de prisión para Crespi en lo que podría ser su cuarta condena

Valora este artículo
(1 Voto)

El fiscal Pablo Candela acusó por lesiones graves, agravando el hecho por ser cometido con arma de fuego y por tratarse de un caso de “violencia de género”. Solicitó 6 años y 6 meses de prisión para Crespi, por balear a su ex pareja en torno a una discusión por un embarazo que la joven habría perdido. La defensa sigue sosteniendo la hipótesis de “un  solo disparo” y que habría sido “accidental”, esperándose la definición del proceso para mañana jueves.

 

El fiscal Pablo Candela entendió la existencia del delito de “lesiones graves calificadas por el vínculo y el uso de arma de fuego”, aludiendo al agravante de tratarse de una causa de “violencia de género” y el precedente de que Crespi ya posee tres condenas previas y efectivas, siendo ya declarado reincidente por segunda vez.

 

La defensa de Crespi por su parte sostuvo la hipótesis de “un solo disparo” y que se habría causado de “forma accidental” cuando Crespi y su víctima forcejeaban con el arma entre manos.

 

Para ello el abogado se valió de los testimonios de ambos, aunque el fiscal reparó en la situación de la víctima en un llamativo cambio de discurso por temor o que “pasado cierto tiempo del hecho la víctima ha asumido sentimientos positivos hacia Crespi”.

 

El abogado de Crespi dio cuenta de un complejo entramado de complot policial, descalificando la instrucción judicial y la actuación de la fiscalía en no haber generado “contención” para la víctima, “si es que estamos en presencia de un caso de violencia de género”, dijo.

 

Asimismo marcó distintas falencias y errores procedimentales, y apuntó a que “no se peritó si las dos marcas de balasen la puerta del auto pertenecen al  mismo arma y si fueron hechos en el mismo momento”, cuestionó, llegando a asegurar que el segundo disparo pudo ser “hecho por la Policía para perjudicar a mi defendido”.

 

Así también dio cuenta de otras actuaciones policiales en la causa, y por parte de testigos, todas en detrimento de la situación procesal de su cliente, por lo que lo consideró “su único delito fue tener un arma de fuego”, concluyó.

 

El tribunal pasó a un cuarto intermedio para este jueves a las 11 de la mañana, oportunidad en la que el imputado podrá pronunciar sus últimas palabras, para luego el tribunal pasar a deliberar.

Visto 1154 veces