Imprimir esta página
Miércoles, 30 Agosto 2017 09:18 >

NEUQUEN: Policía amenazó a la ex y la mantuvo cautiva 16 horas

Valora este artículo
(0 votos)

Violencia de género. Utilizó el arma reglamentaria. Fue acusado. (lmneuquen)

 

Un verdadero calvario vivió una joven neuquina cuando su ex pareja, un policía que se desempeñaba en Tránsito, entró a su casa, la amenazó de muerte y la mantuvo cautiva por 16 horas. Gracias a un descuido del hombre, ella pidió auxilio y la Policía logró detener al agresor, que es agente de la fuerza. Ahora cumple con dos meses de prisión domiciliaria acusado de lesiones leves y privación ilegítima de la libertad.

 

La tranquilidad de la noche del 29 de julio en una casa del barrio Gran Neuquén Sur fue interrumpida con la llegada de un efectivo policial de 27 años. Se trata de la ex pareja de la propietaria de la vivienda, una joven de 30 años con quien había terminado su relación hacía unos meses, luego de haber estado juntos más de dos años. “Alrededor de las 22 entró por la fuerza, la agredió con golpes de puño y amenazó con matarla a ella y a su hijo”, describió el fiscal Guillermo Prime ayer en la audiencia. Al momento del ataque, la mujer se encontraba sola, ya que su hijo de 15 años había salido.

Bajo amenazas con el arma reglamentaria, el hombre quería obligar a la mujer a que retomaran la relación, pero al ver que las cosas no salían como él esperaba, le quitó el celular y le dijo que no podía irse de la casa. “La mantuvo en ese domicilio hasta las 14 del día siguiente, cuando en un descuido de él, ella recuperó el teléfono y llamó a la madre, quien avisó a la Policía”, detalló el fiscal.

Un móvil policial se acercó hasta la casa, detuvo al hombre y al día siguiente le formularon cargos por lesiones leves y privación ilegítima de la libertad, tal como denunciara la víctima ante Policía y Fiscalía. En esa audiencia, además se le impuso un mes de prisión preventiva domiciliaria y la prohibición de contactar a la víctima. “Posterior a la audiencia, la víctima recibió mensajes de texto e infinidad de llamadas desde un número privado, que si bien no son amenazas, el acusado no cumplió con la restricción”, explicó Gisela Moreira, la abogada de la víctima.

Ante esta situación, tanto fiscalía como querella solicitaron la prórroga por otro mes la prisión domiciliaria y que se le reitere la prohibición de contacto. Se estima que en un mes se realice el control de acusación. Desde la fuerza se le retiró el arma reglamentaria y lo pasaron a disponibilidad.

Visto 270 veces