Imprimir esta página
Viernes, 28 Julio 2017 08:41 >

CDRO. RIVADAVIA: Cayó en un zanjón del Abásolo con un auto robado en La Loma

Valora este artículo
(0 votos)

Un Renault Clio que había sido denunciado como robado el domingo a la madrugada en avenida Rivadavia entre Saavedra y Alsina fue abandonado ayer en un profundo zanjón de la calle Código 705, entre Telsen y Tecka, en la extensión del Máximo Abasolo. La Policía no pudo identificar al que manejaba. Los vecinos piden a las autoridades municipales que rellenen y señalicen el zanjón que erosionó el último temporal. También reclaman a la SCPL que ilumine el sector para evitar accidentes y hechos de inseguridad. (El Patagonico)

 

 

"Ese auto andaba anoche, andaban re empedo"  contó un vecino de la extensión del Máximo Abasolo en referencia a un Renault Clio que ayer cayó en un zanjón de la calle Código 705 entre Telsen y Tecka. El conductor, según el testimonio de unos niños que jugaban en la calle, escapó "borracho" por las calles del barrio.
"Es robado el auto" aportó Marcelo, otro vecino de la cuadra a este diario. La zona donde cayó el automóvil está ubicada detrás de la capilla de Forjadoras Patagónicas y Tecka en la extensión del Máximo Abásolo.
La Policía de la Seccional Séptima que trabajó en el lugar informó que el vehículo había sido robado en jurisdicción de la Seccional Segunda. Desde la comisaría de La Loma informaron que ese vehículo había sido denunciado como robado el domingo a la madrugada mientras estaba estacionado en Rivadavia entre Saavedra y Alsina.
Luego de cuatro días el Clio –patente KJS 571- fue abandonado ayer a las 14 con destrozos importantes en medio del zanjón. Al parecer, cuando el conductor cayó en la zanja que se formó producto de la erosión del agua en el barranco, le ocasionó al vehículo daños en el capot como en el resto de la carrocería. 
Una vez que la Policía Científica levantó huellas y otras pruebas sobre el vehículo, la grúa policial sacó el automóvil alrededor de las 15:30.
Los niños del barrio mientras iban llegando de la escuela se acercaban al lugar. La presencia de tres patrulleros de la Seccional Séptima, con policías observando hacia el barranco, invitaba a los vecinos más curiosos a acercarse a ver qué ocurría. "Yo vi policías y vine a ver qué pasaba" contó una mujer.

RECLAMAN RELLENO DEL ZANJON E ILUMINACION

"Cuando llovió tanto se abrió esta zanja y casi se lleva una casa", contó por su parte María Santana, vecina de la cuadra. "Cuando la gente estaba en el gimnasio con Varela, yo le comuniqué que se hizo un cráter y no aparecieron nunca. El otro día fui a la Municipalidad a pagar los impuestos y también reclamé el informe porque va a haber un accidente" reclamó María. 
Los vecinos exigen además del relleno del zanjón –en el que muchos tiran basura- y que se señalice el lugar. Incluso piden un guardarail para que los vehículos no se desbarranquen hacia el camino Roque González, frente a la Seccional Sexta.
La zona por las noches está sin iluminación, por lo que Santana también reclamó que las autoridades de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada coloquen la iluminación necesaria para evitar accidentes o hechos de inseguridad. 
"Esto es desidia, es abandono" se quejó Marcelo ante este diario. La Policía por lo pronto hasta ayer todavía no había logrado identificar al conductor del Clio que cayó en el zanjón y dejó el auto abandonado.

Visto 371 veces