Imprimir esta página
Lunes, 03 Julio 2017 09:22 >

RIO GALLEGOS: Robaron el auto a periodista y se lo arrojaron por un barranco

Valora este artículo
(0 votos)

En la madrugada de ayer, desconocidos le sustrajeron el automóvil al conocido periodista de Puerto Deseado, Lucas Sánchez Sciaini. Tras una búsqueda de varias horas, el vehículo apareció en la zona costera deseadense, había sido arrojado por un barranco y cubierto por la marea. Lamentablemente, las pérdidas materiales fueron totales para el periodista, quien no descarta una posible represalia por su labor.(Tiempo Sur)

 

El  día de ayer domingo, trascendió el lamentable hecho vivido por un colega, el conocido periodista de la localidad de Puerto Deseado, Lucas Sánchez Sciaini, a quien le fue sustraído su vehículo particular, el cual apareció arrojado por un barranco, tras varias horas de búsqueda.

El delito en cuestión ocurrió en horas de la madrugada, cuando su rodado –un Ford Focus cero kilómetro, de color gris acero- quedó estacionado en la vía pública. “Yo cerré con el comando, dejando la llave puesta. Se ve que quedó abierto o rompieron la ventanilla” para forzar la entrada.

A partir de ahí, Sánchez Sciaini acudió a denunciar el hecho a la Comisaría local, además de mediante publicaciones en redes sociales, logrando que rápidamente se movilizaran las autoridades y los mismos vecinos de la localidad, donde su trabajo es muy apreciado.

La búsqueda se centró en el casco mismo de la ciudad, así como en la zona costera y rural y a través de las diversas cámaras de seguridad. Durante varias horas no fue posible dar con el paradero del vehículo.

Finalmente, cerca de las 15:00 de ayer, la policía notificó al damnificado que el coche había aparecido. Lamentablemente, el estado no era el deseable, ya que se hallaba prácticamente destruido y lo habían cubierto las aguas costeras.

Fue en Cueva de los Leones, en la zona del circuito turístico deseadense. Allí habría sido arrojado varias horas antes, golpeando contra un saliente antes de quedar depositado en el fondo, donde quedó sumergido hasta bajar la marea.

Además de la pérdida material y el significado de la destrucción del vehículo – que quedó destrozado por los golpes y el agua salada, siendo prácticamente irrecuperable- el periodista debió lamentar la pérdida de otras dos herramientas de trabajo: una notebook marca Gateway y una cámara de fotos Nikon, que se encontraban dentro del coche cuando fue robado.

Precisamente, la profesión del denunciante es uno de los motivos por los que –a consideración de la policía- los autores del robo podrían haber optado por deshacerse del automóvil rápidamente, en lugar de venderlo o desguazarlo. “Como tenía mi documentación adentro, la policía cree que –por tratarse de una persona conocida- quisieron descartarlo rápidamente por el riesgo que implicaba” señaló el entrevistado.

Sin embargo, la profesión de Sánchez Sciaini podría estar relacionada con el destino final de su coche de forma más violenta: los autores también podrían haber sido personas que le guardaran rencor, debido a la cobertura brindada por el trabajador de prensa a algún hecho delictivo en la localidad.

“Puede ser, porque hubo varios robos últimamente y al haberlos cubierto como medio -y a pesar de que nunca doy nombres- hay gente que se indignó mucho. Puede ser una posibilidad que alguno o algunos se hayan visto perjudicados” opinó el comunicador.

“Yo lo asocio a la actividad laboral y sobre todo a la última ola de delitos en Puerto Deseado, ya que no tengo enemigos” subrayó el periodista, quien ya en anteriores ocasiones vio su nombre pintado amenazantemente en carteles a lo largo de la Ruta 281.

En cualquier caso, la policía ya se encuentra trabajando para solucionar el caso, interviniendo la División Criminalística, cuyo personal estuvo analizando tanto el sitio del hallazgo como el Focus siniestrado.

Este debió ser rescatado del sitio por una grúa de la UNEPOSC -Unidad Ejecutora Portuaria de Santa Cruz- debido a lo profundo de la caída en cuestión: Unos 30 metros de altura con marea baja.

 

A pesar de lo duro de la pérdida material, Sánchez Sciaini encontró cierto consuelo en la cálida y rápida respuesta de sus vecinos. “Sentí mucho apoyo, es realmente remarcable como se movió la policía y la gente al buscar, a las 3 horas de publicado mi caso apareció el coche” señaló, agradeciendo además “el apoyo de las autoridades, se movieron mucho, tengo mucho agradecimiento ante toda esa respuesta, que amortiguó un poco lo sucedido”.

Visto 1299 veces