Imprimir esta página
Miércoles, 06 Mayo 2015 19:54 >

TRELEW: Detuvieron y mantendrán con prisión preventiva al autor del crimen en las afueras de una wiskería

Valora este artículo
(1 Voto)

El juez de garantías José García destacó el trabajo de investigación y felicitó al fiscal y el defensor por la predisposición y pruebas aportadas en el marco de la investigación por la muerte a balazos el domingo pasado de Diego Monsalve en las afueras de una whiskería de Trelew, hecho por el que se dispuso en una audiencia realizada este martes la prisión preventiva por el término de cuatro meses para Alejandro Jara, por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego (diario Jornada).

García dijo en su resolución que “en mis 34 años que llevo en la Justicia, jamás vi tantos elementos recolectados en tan poco tiempo que indican al presunto autor de un delito tan grave, por lo que felicito a las partes por el trabajo realizado”, indicó en alusión al fiscal general Fabián Moyano y al defensor oficial Juan Manuel Salgado.

Moyano apenas fue anoticiado del hecho por el jefe de la seccional cuarta de Policía, el comisario Juan Carlos Nuñez, se hizo presente en el lugar del homicidio. El defensor oficial de turno también esa misma mañana intentó entrevistarse con Jara, ya detenido en un calabozo de esa seccional. Luego de la audiencia, el fiscal general Moyano se encargó de destacar la tarea profesional de Núñez por las diligencias y testimonios tomados apenas ocurrido el hecho, claves para determinar las circunstancias del incidente, tarea que se realizó en conjunto con la Brigada de Investigaciones.

El incidente

El hecho se produjo entre las 7.30 y las 8 del domingo pasado en el exterior de la whiskería “Las Vegas”, ubicada en las afueras de Trelew a la vera de la ruta nacional 3. Una llamada del personal del local a la Policía advirtió de un incidente con insultos y amenazas que estaban protagonizando Octavio Inostroza, Hugo Alcucero, Diego Monsalve y Alejandro Jara, todos en aparente estado de ebriedad. Según una de las mujeres que trabaja en el lugar, los cuatro sujetos frecuentaban habitualmente la whiskería. Esa noche había estado bailando con Jara “y le sentí algo duro que creo era el arma”.

Agregó que desistió de seguir bailando con él cuando advirtió que se había quedado sin dinero. No obstante Jara “se puso pesado” y “al verme con Inostroza fue cuando se inició la discusión, amenazas y golpes de puño entre ellos. Después vino la Policía y los sacó afuera”, indicó.

Disparos

Tras la intervención policial, los cuatro salieron del lugar dispuestos a abordar sus vehículos. Minutos después y cuando el patrullero ya se había alejado, nuevamente llamaron desde la whiskería advirtiendo que se estaban escuchando disparos con armas de fuego. Al arribar nuevamente los uniformados, Inostroza y Alcucero se encontraban parados frente al local a la vez que advirtieron cómo Jara intentaba fugar saltando un paredón de chapas y arrojaba un arma. Se trata de una pistola 9 mm con la numeración limada. Inmediatamente fue reducido.

De los 15 proyectiles con capacidad de carga, uno se encontraba en la recámara para ser gatillado y otros dos en el cargador. El resto de los proyectiles habían sido disparados.

La autopsia determinó que la víctima había sufrido cinco disparos. El mortal que le atravesó la cabeza y el resto en brazos, piernas y abdomen. Debajo de su asiento, se halló un revólver calibre 22, propiedad de la víctima, que tenía todos los proyectiles en los alveolos por lo que para el fiscal general Moyano, los disparos realizados presuntamente por Jara no fueron efectuados en legítima defensa.

Entorpecimiento y fuga

En cuanto a los peligros procesales, Moyano consideró que “peligro de entorpecimiento de la investigación ya que en libertad, el imputado puede amedrentar a los testigos. No me refiero a los empleados policiales, ellos están preparados y no pueden ser amedrentados. Pero sí el resto de las personas que deben comparecer a juicio”.


Más de 10 años

Agregó que el peligro de fuga se fundamenta también en la expectativa de pena. “Se trata de un homicidio agravado por el uso de un arma de fuego, cuyo mínimo parte de 10 años y 8 meses, por lo que en caso de recaer condena no será de ejecución condicional”, destacó. Respecto de los cuatro meses hasta la nueva audiencia de revisión de la prisión preventiva, Moyano destacó que servirán para realizar pericias en los dos proyectiles extraídos del cuerpo de la víctima para determinar si fueron disparados por la pistola secuestrada, dermonitrotest para dilucidar si fue disparada por Jara, requisa en los vehículos secuestrados, especialmente la Renault Trafic que deberá ser desmantelada, y nuevos testimonios que restan ser recolectados. Moyano destacó además que la fiscal general Silvia Pereira seguirá adelante con la investigación.

Visto 899 veces